Odontología

Tu sonrisa es alegría y define tu personalidad

Tu clínica ULIDENT está equipada con las últimas tecnologías, desde rayos X digitales hasta escáner 3D para que tu visita sea lo más fácil e indolora posible.

Con Digital Smile Design puedes visualizar la sonrisa que siempre has soñado antes de iniciar el tratamiento.

Has escuchado cientos de veces las palabras “odontología general”, pero...

¿Sabes qué implica?

Prevención dental.

Diagnóstico y tratamiento de una amplia variedad de afecciones.
Tratamiento de enfermedades que afectan a los dientes, a las encías y a la región maxilofacial.

Sabemos lo importantes que son tus dientes para ti; por eso, haremos todo lo posible por arreglarlos. Déjanos contarte un poco más sobre nuestros tratamientos dentales.

Las caries

¿Te duele un diente o una muela al masticar?

¿Tu aliento ha comenzado a tener un olor diferente?

¿Tus dientes están cambiando de color?

Ven a visitarnos y nuestros odontólogos te dirán dónde está el problema.

Las caries son una de las enfermedades de los dientes más comunes, pero si no se atajan a tiempo pueden derivar en problemas más serios.

Por suerte, su tratamiento es rápido y sencillo.
Primero se eliminan el agente infeccioso y los tejidos dentales dañados y después se restaura el diente.

Gingivitis

¿Tienes las encías irritadas, rojas o hinchadas?

La gingivitis es una enfermedad provocada por bacterias que causan la inflamación y el sangrado de las encías.

Suele estar provocada por: mala higiene dental, cambios hormonales durante el embarazo, diabetes no controlada, dientes mal alineados, bordes ásperos de las obturaciones y aparatos orales como correctores dentales, prótesis, coronas o puentes mal colocados.

flores

Endodoncia

¿Te has caído o te has dado un golpe muy fuerte en un diente?

¿No sabías que tenías una caries profunda?

¿Ha derivado en una infección?

La endodoncia es uno de los tratamientos más comunes y que más realizamos en nuestra clínica dental Ulident.

Durante esta intervención, el endodoncista se encarga de eliminar la pulpa dental que se encuentra en el interior del diente y que ha sido afectada por caries, traumatismos o infecciones.

endodoncia

No sentirás ningún dolor. Usamos anestesia antes de realizar unas pequeñas perforaciones en la corona del diente (siempre en zonas poco visibles), para acceder a su interior y eliminar toda la pulpa mediante un minucioso sistema de limpieza y desinfección de todos los conductos radiculares.

Llegados a este punto, el endodoncista valorará, según el caso, la necesidad de colocar un medicamento intraconductos dando una segunda cita para continuar con el tratamiento o, si es posible, terminarlo en el mismo día.

Cuando el profesional establece que el interior del diente está listo, se pasa a la fase de sellado, en la cual, mediante diferentes materiales (cementos, gutapercha, materiales biocerámicos…), cerramos los conductos lo más herméticamente posible para evitar que las bacterias vuelvan a entrar en él.

Periodoncia

La placa bacteriana afecta a nuestra boca de muchas formas, provocando que los dientes pierdan sujeción.
La gingivitis y la periodontitis son las afecciones más comunes.

SÍNTOMAS
Si la gingivitis no se trata adecuadamente, puede desembocar en una periodontitis, y los síntomas habituales que presenta son:

  • Sangrado y dolor de encías.
  • Mal sabor de boca y mal aliento.
  • Ligero movimiento de los dientes.
  • Los dientes no encajan en la misma posición.
  • Retracción de las encías, dejando a la vista más superficie de los dientes.
  • Pérdida progresiva de dientes e implantes dentales.
  • Mala estética dental en general.

La periodontitis es una enfermedad crónica que requiere de hábitos de higiene diarios por parte del paciente.

Pero la dedicación y la habilidad del equipo de periodoncia pueden marcar también la diferencia a la hora de corregirla y reducirla.

Para comprobar que nuestras encías están en perfecto estado y que siguen siendo un buen cimiento para nuestros dientes, es importante realizar a menos dos visitas anuales al dentista.

extracciones-ullident-madrid

Extracciones

El dolor de muelas es una de las peores sensaciones, ocasionando malestar o incluso dolor de cabeza.

Las causas pueden ser varias pero en la mayoría de los casos se debe a caries en estado muy avanzado, dientes rotos o muelas del juicio en mala posición.

En este último caso, la mejor solución es la extracción para acabar de raíz con esta molestia, sobre todo si tienen caries, causan dolor, o por un tratamiento de ortodoncia.

Las muelas de juicio, también conocidas como «terceros molares», se suelen extraer antes o después de salir; por lo general, al final de la adolescencia o en torno a los 20 años.

A pesar de ser un proceso algo intrusivo, nuestros dentistas harán todo lo posible para que el tratamiento sea lo más indoloro posible.

Para ello, antes de la extracción se adormecen el diente, la mandíbula y las encías que rodean el área con un anestésico local.

Odontología conservadora

Por suerte, a veces no es necesario llegar a la extracción. La odontología conservadora tiene como objetivo evitar la extracción de la pieza dental y la colocación de un implante.

Si tienes obstrucciones, incrustaciones, o necesitas una reconstrucción de piezas dentales, un sellado de fisuras, o restauración de caries, en Ulident trabajamos para ti.

Podemos ayudarte sea cual sea tu caso.

Bruxismo

¿Tienes estrés, rechinas y aprietas los dientes por la noche?

Sin darte cuenta, estás desgastando tus dientes y acelerando el proceso degenerativo de tu dentadura.

El bruxismo es una patología que consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula o incluso rechinar los dientes, que se produce generalmente mientras dormimos. Puede provocar diversos problemas como desgaste en los dientes, dolor muscular o cefalea.

Para paliarlo, el odontólogo te recomendará el uso de una férula de descarga que tendrás que colocarte cada noche para dormir.

El bruxismo no es peligroso, aunque existen diferentes niveles de gravedad. En algunos casos puede causar lesiones dentales permanentes, además de dolores de mandíbula, oído o cabeza y trastornos de la articulación temporomandibular (ATM).